Iglesia El Calvario


Misión y Visión

PROPÓSITO Y EXISTENCIA

 

Lema

La Iglesia El Calvario es un Lugar de nuevos comienzos y está basado en Isaías 65:17: “…no volverán a mencionarse las cosas pasadas ni se traerán a la memoria” (NVI).

 

Visión

El propósito de Dios para la Iglesia El Calvario es edificar una generación que establezca Su Reino.

 

Misión

La Iglesia El Calvario existe para edificar a una nueva generación de ministros en Cristo que impacten a la generación y a las naciones de hoy y del mañana.

 

Iglesia El Calvario cumple con su misión a través de un propósito triple, el cual se puede explicar de forma triangular. Este propósito triple está derivado de nuestras firmes e inmovibles convicciones al Gran Mandamiento y a la Gran Comisión, que hacen que crezca una gran iglesia.

Por lo tanto, con un espíritu de excelencia, la Iglesia El Calvario se propone mantener una atmósfera donde los integrantes de la iglesia:

1.Tengan un encuentro genuino con Dios a través de la adoración y discipulado (alcanzar hacia arriba)
2.Se encuentren auténticamente unos a otros a través de la hermandad y células integrales (Alcanzar hacia Adentro), y se encuentren con la comunidad y el mundo con relevancia a través de su testimonio y servicio en algún ministerio (alcanzar hacia afuera)

 

Valores Fundamentales

Los valores fundamentales de nuestra iglesia son:

1.Unidad– Alcanzando la perfección de la unidad en Cristo, el mundo reconocerá el amor de Dios para con todos. (Juan 17:20-23)

2.Adoración -Dios siempre responderá a una adoración en espíritu y en verdad, que se refleje en nuestro estilo de vida, impactando así a la generación de hoy y del mañana. (Juan 4:23)

3.Discipulado – A través del discipulado efectivo perpetuamos las buenas nuevas de salvación que transforman al mundo impactando a cada generación y estableciendo el Reino de Dios. Ayudamos a cada individuo a identificar y desarrollar su don, vivir una vida llena del Espíritu, ser persona de influencia, persona entregada a Dios, y obtener las herramientas necesarias para su continuo crecimiento. (2 Timoteo 3:14-17)

4.Integridad La integridad es el resultado de aplicar en nuestras vidas lo que enseñamos y que a su vez impactan a todo aquél que nos ve, porque “así alumbra nuestra luz delante de los hombres para que glorifiquen al Dios que transforma” (Mateo 5:16, énfasis añadido). El ministro de la nueva generación está encaminado a formarse en el carácter de Cristo reflejado en: (2 Timoteo 2:1)

• Su vida personal
• Su hogar
• Su comunidad
• Su iglesia

5.Restauración – Los ministros están llamados y comprometidos a llevar a la nueva generación a un estado de comunión con Dios, según su propósito original con Adán. Dios nos cambia y transforma conforme a la mente de Cristo. (Eclesiastés 3:15, 1 Corintios 12:1)

 

Pilares

El éxito de IEC estriba en ocho pilares que representan los factores esenciales para el éxito. Cada uno de estos pilares ayuda a la iglesia cumplir con su ministerio triple. Los ocho pilares de IEC son:

1.Liderazgo capacitador – La Iglesia El Calvario parte de la premisa que cada miembro puede ser parte de la nueva generación de ministros que se levanta. A través de programa de discipulado y mentoría podrán desarrollar el potencial espiritual que Dios ha puesto en ellos para equipar, apoyar, motivar y mentoriar a otros creyentes para el ministerio de la iglesia. (Efesios 4:7,12-16; 2 Timoteo 2:2)

2.Ministerios orientado por los dones – Cristo no es la única fuente y estándar para el ministerio de la iglesia, sino Él también reparte dones a cada cristiano para hacer posible el ministerio. La Iglesia El Calvario está comprometida en asistir a cada hijo(a) de la casa a servir en la iglesia según sus dones porque gente ordinaria puede hacer una labor extraordinaria a través de los dones de Cristo. (Efesios 4:7; 1 Pedro 4:10-11; 1 Corintios 4:7)

3.Espiritualidad ferviente – Cada creyente necesita tener un plan riguroso para desarrollar su disciplina espiritual. La Iglesia El Calvario se afirma en que sólo la presencia de Dios y el poder del Espíritu Santo pueden transformar las vidas, experimentando así a Dios. Espiritualidad ferviente es el principio espiritual sobre el cual nuestras vidas están edificadas. (Efesios 5:15-16, 6:10,18; Colosenses 3:1-17; Gálatas 5:22-26; Santiago 3:17; 2Pedro 1:6-9)
4.Estructuras funcionales – El gobierno de la Iglesia El Calvario tiene una autoridad bíblica y no sólo administrativa. Además está comprometida en edificar gente antes de edificios. En ocasiones confundimos estructuras y métodos con teología y mensaje. Por lo tanto, es importante tener una estructura funcional que visiona la iglesia como un organismo en vez de una organización. Si un organismo está saludable, su crecimiento saludable es inminente. (1 Corintios 1:30, 2:4; Efesios 1:22; 1 Timoteo 3:1,5)
5.Culto inspirador – La Iglesia El Calvario está comprometida en proveer una adoración inspiradora que lorifique a Dios y envuelva nuestros corazones, mentes y emociones para una comunión genuina con Dios. La adoración estará enfocada en Cristo y será un estilo de vida que glorifique a Dios y resulte en edificar a otros y en el compartir el amor de Dios en todo tiempo. (Salmo 100; Juan 4:23-24)
6.Células integrales – La Iglesia El Calvario visiona un sistema único de células Cristocéntricas y efectivas.Estas células estarán perfectamente alineadas con la visión de la casa y serán un lugar para desarrollar talentos y dones, interceder, proveer las necesidades de los demás y el apoyo mutuo. (Mateo 28:19-20; Romanos 14:19, 15:14; Colosenses 3:16; 1 Tesalonicenses 5:11)
7.Evangelismo efectivo – El compartir el amor de Dios debe ser un estilo de vida y no la experiencia de un momento en particular. La Iglesia El Calvario se compromete que cada miembro, independientemente de su edad, tenga las herramientas necesarias para impactar a su generación tanto local, nacional y foránea. (Marcos 16:15; Hechos 14:21; Lucas 19:10)
8.Relaciones afectivas – La Iglesia El Calvario está comprometida en edificar una comunidad cristiana, llena de amor y apoyo, que reta a sus miembros a buscar una generación divina del poder de ser genuino. (Juan 13:34-35, 17:23; 1 Corintios 13:13, 14:1; 1 Juan 3:16,18)